viernes, marzo 20, 2015

Presentación del libro "Bajo el mismo cielo, SON", con poetas saharauis y asturianos.

*Fuente: Acción en red
El libro "Bajo el mismo cielo, SON", recoge las voces de siete poetas saharauis y siete asturianos/as, acompañadas de un conjunto de grabados realizados por el alumnado del Bachillerato de Artes del I.E.S. "Rey Pelayo" de Cangues d'Onís.
Los/as siete poetas saharauis, que rasgan con sus versos el velo del olvido, pertenecen a la denominada Generación de la Amistad Saharaui. Estudiaron en Cuba y regresaron con la idea unánime de ser la voz del pueblo saharaui. Se definen como «un grupo de poetas saharauis que pretenden transmitir el sufrimiento de su pueblo, unidos por historias de pastores que se perdieron persiguiendo sus sueños tras una nube». El grupo nació como tal el 9 de julio de 2005. Cada poeta tiene personalidad propia, aunque respiran el mismo deseo de libertad.
Asturies tiene una larga tradición de compromiso y solidaridad con el pueblo saharaui, por eso las personas que forman parte del grupo de poetas que posaron su pluma en este libro abrazaron de forma inmediata y desinteresada este proyecto. Xuan Bello, Laura Casielles, Sofía Castañón, Vanessa Gutiérrez, Berta Piñán, Fernando Menéndez y Pablo Texón fueron quienes, en esta ocasión, hicieron este sueño realidad. Sus palabras, en castellano y asturiano, hacen de este pequeño homenaje una gran obra.
Este libro ha contado también con la colaboración del alumnado del Bachillerato de Artes del IES Rey Pelayo de Cangues d’Onís. Jóvenes valores que han puesto el plus artístico a las poesías uniendo así mundos, generaciones, espacios,… haciendo en definitiva de este proyecto algo aún más universal.
La financiación corre a cargo de la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo.
*Fuente: ISF Asturias, 20.03.2015
Presentación del libro de poemas saharauis y asturianos desarrollado por Acción en Red Asturies, Proyecto Bubisher y el alumnado del Bachillerato de Artes del IES Rey Pelayo de Cangues d' Onís.
El libro "Bajo el mismo cielo, SON" recoge voces saharauis y asturianas en una colección de poemas unidos por palabras comunes. Ilustrados por los trabajos del alumnado del Bachillerato de Artes del IES Rey Pelayo de Cangues d'Onís.
Las asociaciones Acción en Red Asturies y Proyecto Bubisher pusieron en marcha este proyecto, en el cual invitaron a participar a ISF Asturias.  Lo que agradecemos enormemente y esperamos que proyectos comunes se repitan en el futuro.
El nexo de unión...las palabras.  Ninguna de las personas participantes en este libro conocían nada de los trabajos del resto, ni siquiera los alumnos del IES Rey Pelayo conocían el fin de su trabajo.  Tan sólo se les pidió que transmitieran lo que una palabra les evocaba. 
El resultado fue un libro que une espacios, realidades, generaciones y mundos diversos en un universo común de versos e imágenes.
El pasado 12 de marzo, se presentó el libro en la Casa de Cultura de Cangues d'Onís.  La jornada se dividió en dos partes, la primera en la que se habló sobre la vida del pueblo saharaui en los campos de refugio de Tinduf.  Proyecto Bubisher habló sobre el estado de la educación y la cultura, Médicos del mundo sobre la sanidad e ISF Asturias sobre el agua y género.  Tratando de trasladar al público asistente una imagen de la vida en campamentos a través de sus proyectos y experiencias.
Tras esta pequeña mesa redonda, Acción en Red junto a Proyecto Bubisher y dos poetas saharauis, Limam Boicha y Luali Lehsen, leyeron parte de los poemas que integran el libro.   Se finalizó el acto agradeciendo al alumnado del Bachillerato de arte del IES Rey Pelayo y a su profesora el fantástico trabajo realizado.


lunes, marzo 16, 2015

Cangas de Onís solidaria

*Fuente: Luali Lehsen. Bubisher, 16 de marzo de 2015
El martes 10 de marzo llegamos a Cangas de Onís en el marco de la tercera edición de la semana de solidaridad de esa localidad con el Sahara. En contra de lo que suponíamos, hacia un día estupendo. El sol iluminaba las imponentes montañas que rodean este hermoso pueblo. El río Sella nos acompañó hasta la entrada misma del pueblo. En la sede de los actos, la Casa de Cultura local, nos esperaba Palma, alma del evento y del movimiento solidario saharaui. Allí nos explicó, con su contagioso entusiasmo, el programa de la semana y nos presentó a Carlos, miembro de Acción en Red Asturias,  un hombre amable y generoso que, entre otras muchas cosas, estuvo implicado junto a ella, en la génesis del hermoso libro de poesía que se presentaría como colofón del evento. Y junto a ellos, Moisés, director de la Casa de Cultura, y anfitrión de lujo.
Las paredes de la Casa de Cultura, una antigua cárcel transmutada, estaban vestidas con una exposición de fotografía de Nacho García Cossío, en la que mujeres, hombres y niños exiliados nos interpelaban, con sus miradas y sus historias, sobre una situación injusta que corre el peligro de cronificarse, según explico  Javier Amaro, representante de médicos del mundo, que trabaja desde hace varios años en los campamentos saharauis. La exposición la patrocinaba esta organización.
Limam Boicha, poeta y periodista, y Gabo, un inclasificable músico mexicano,  que siente el Sahara como suyo  y que, además, dirige la Escuela de Música en el campamento saharaui de Bojador, nos deleitaron con su espectáculo, “Cuentos y cantos bajo la jaima saharaui”. La pérdida de un camello sirve de pretexto para recorrer la historia y la cultura de los hijos de las nubes.  Bajo el cobijo de una jaima y al son del tidinit, de la flauta y de un té apacible y armonioso, los dos artistas van discurriendo por la poesía y las historias de pastores y guerreros que han conformado la identidad de los pobladores del Sahara.
La película de Yago Berenguel “Territorio Liberado” nos llevó en un viaje de dolorosa búsqueda, desde el campamento de Smara hasta el Tiris
Médicos del Mundo Asturias, Ingeniería sin Fronteras y Bubisher nos pusieron al tanto de la consecución de sus respectivos proyectos en los campamentos. Supimos que había carencia de medicamentos esenciales y que la larga espera en la yerma hamada, ha derivado en la proliferación de enfermedades crónicas. Que el agua es un oro líquido en la situación de exilio, y que, como muy bien explicó Carmen Álvarez, gracias a la solidaridad y a la sabia gestión de las mujeres saharauis llega equitativamente a todos por igual. Gonzalo Moure habló de la exitosa historia de las bibliotecas Bubisher, que han ido germinando, con el esfuerzo de muchos amigos y amigas, y de los saharauis que las gestionan en los campamentos de Smara, Auserd y Bojador, convencidos de que no solo de pan vive el hombre.
El ultimo día se presentó el libro “Bajo el mismo cielo, SON”, en el que siete poetas asturianos y siete saharauis entablan un mágico dialogo, a propósito de las palabras. Los textos ilustrados bellamente por los alumnos del instituto de Cangas de Onís, son como un puente, entre el verde prado y las áridas planicies, entre la soledad y la solidaridad, entre la lluvia y el siroco.
Un canto de pastores contra la desmemoria.

Luali Lehsen

sábado, marzo 14, 2015

Número completo de Cahiers d'EMAM dedicado al Sahara Occidental

ISBN 1969-248X
Francés Español
Este número de Cuadernos de EMAM es una edición especial bilingüe dedicada al Sáhara Occidental. Reúne a los resultados de un proyecto de investigación de tres años (2008-2011) dirigido a través de la financiación del Ministerio de Educación y Ciencia español y coordinado por la Universidad Autónoma de Madrid. Los textos se dividen en tres partes: la primera parte se ofrece una visión general de la realidad socio-histórica del pueblo saharaui; la segunda parte consiste en textos que se centran en especial enfoque de economía política del colonialismo español, mientras que las secciones de la tercera y última parte se centra en la forma en que fue construido - y aún construido - historia Sáhara Occidental y los recuerdos del pueblo saharaui. Por consiguiente, los textos combinados proporcionan un conjunto de reflexiones críticas, históricas y sociales muy variadas, permitiendo al lector a tener en cuenta varios escenarios interpretativos sobre la historia de la sociedad saharaui y el pueblo saharaui.
Francesco Correale y Juan Carlos Gimeno Martín-Sahara Occidental: memorias coloniales, miradas postcoloniales [
Cultura y Política
BahIa Mahmud Awah. Generaciones de escritores: los intelectuales y la política en el Sáhara Occidental, 1850-1975
Juan Ignacio Robles, Juan Carlos Gimeno Martín, Bahía Mahmud Awah y Mohammed Ali Lamán. La poesía saharaui en el nacimiento de la conciencia nacional  
Procesos de Economía y coloniales en la región de West Sahara
El proceso de urbanización en el Sahara español (1884-1975). Un componente esencial del proyecto colonial. José A. Rodríguez Esteban y Diego A. Barrado Timón
Jesús Martínez Milán. El papel de los pescadores industriales canarios en la creación e implementación de Nouadhibou Mauritanas Industrias de Pesca SA, 1960-1970
Alicia Campos Serrano y Violeta Trasosmontes
Recursos Naturales y segunda ocupación colonial del Sahara español, 1959-1975
Historias, recuerdos y Sociedad
Alberto López Bargados. El Sáhara ante su espejo: poéticas del punto muerto
Francesco Correale. La narración de la historia en crisis. Reclamaciones y contradicciones en el memorial construcción saharaui
Claudia Barona Castañeda. Memorias de una Resistencia. La otra historia del Sáhara Occidental

Juan Carlos Gimeno Martín y Juan Ignacio Robles Picón. Hacia una Contrahistoria del Sáhara Occidental 

miércoles, marzo 11, 2015

La historia y la cultura del pueblo saharaui conquistan Cangas de Onís. Participación de Limam Boicha

Un momento de la representación teatral de ayer. / PATRICIA CORRAL
EL COMERCIO.ES -R. O.  CANGAS DE ONÍS. 11 marzo 2015
Desde hace ya tres años la Casa de Cultura de Cangas de Onís acoge una semana de actividades centradas en la temática saharaui, su historia, su cultura o sus vínculos con España. En la jornada de ayer pudo verse un espectáculo poético y musical para todos los públicos, lleno de humor, donde se relacionaban el músico Gabriel Flores, que busca un camello perdido, y el poeta saharaui Limam Boisha, mientras prepara una taza de té en su jaima. Gracias a la representación se dieron a conocer aspectos importantes de la cultura saharaui y también algunos de sus ritos de la vida cotidiana.
(…)

domingo, marzo 08, 2015

En homenaje al poeta, guerrillero y humorista nacional saharaui, Sid Mhamed Uld Lab


El pasado viernes 27 de febrero de 2015, y coincidiendo con el vigésimo noveno aniversario de la República, a la cultura y sociedad saharaui se les ha ido uno de sus referentes, Sid Mhamed Uld Laab Uld Elkori Uld Ozman, el guerrillero revolucionario, el poeta, el rawi [1] y el humorista nacional. El 2009 compartí con él una extensa charla en su casa del campamento de refugiados saharauis 27 de febrero. Estaba acompañado por su mujer Alia y sus hijas. Le pregunté en qué año había nacido y tras meditar su respuesta me dijo:
– Dicen los expertos que pretenden saber de todo, que yo había nacido en 1913. Pero yo digo que he nacido en عام ﻋﯕلت انتلف Am Aglet Entalfa. El año en el que se precipitaron muchas lluvias en Tiris y se llenó de agua el pozo Aglet Entalfa.
Si la fecha que estos expertos decían de su nacimiento fuera cierta, aunque él no estaba de acuerdo, Sid Mhamed habría vivido 102 años plenos, coronados de muchos acontecimientos acaecidos entre circunstancias de guerra, cárcel y exilio.
Nació en Uad Ayahfun, en la región de Tiyirit. Su familia era nómada, como la inmensa mayoría de los saharauis que en aquellos tiempos nomadeaban con sus ganados camellares entre el territorio del Sahara Occidental y regiones fronterizas de Mauritania, desde Tiris Zemur, Adrar a Taganet. En el Sahara, me decía Sid Mhamed:
Nos movíamos, errantes, en una amplia zona comprendida entre Lacraa, región de Dajla, Gur Leuafi, Gur Mansur, Sidahmed Ergueibi hasta Tiris, Adrar Setuf, Leyuad, Leglaat, Agüeinit, Uad Yena, Haimer Mah, Eig, Intiyat, Gleibat Asabaa, Dueyat, Bir Genduz, Auserd, Bir Nazaran y Tichla.
Me dijo que su familia tenía ganado de ابل لمرير Ibil Lemrira [2]. Su padre, Laab Uld Elkori Uld Ozman, fue finales del siglo XIX  un destacado miembro del Estado Pan tribal Saharaui ايد اربعين Eid Arbain, “La mano de los Cuarenta,” que fue interrumpido por la irrupción de la potencia colonizadora española. Su padre nació en Tiris y fue uno de los dirigentes que lucharon en contra de la presencia colonial francesa en el Sahara y en Mauritania. Fue quien dirigió en el año 1936 la batalla de شرواط Sharuata, donde cayó luchando contra las tropas coloniales francesas. Sid Mhamed  se quedó huérfano de madre a una edad muy temprana.
Los recuerdos que tengo de Sid Mhamed vienen de mi infancia en los años setenta cuando mi familia vivía en la ciudad de Auserd, actualmente ocupada. Durante aquel periodo colonial español en el territorio, recuerdo que Sid Mhamed tenía estrecha relación de amistad con mis padres. Era un caballero de aquellos tiempos, que siempre lucía una elegante darraa de color azul o blanco, un oscuro turbante de nila que enrollaba en su cuello y calzaba unas míticas sandalias que llamaban  انعيل كوردني   naiel cordeni. Cordeni deriva del francés, cordons. Y unida a la palabra en hasania انعيل naiel, significa “sandalias de cordones”. A veces llevaba unas babuchas de color blanco o amarillo muy usadas por los caballeros saharauis en aquellos años.
Toda la gente de Auserd buscaba su ansiado encuentro para conversar y reír con sus explosivas y espontáneas frases con las que alegraba sus encuentros con los demás. Tuvo mucha amistad con mi madre Jadiyetu, a quien él siempre llamó Jueidiyetu. Por su edad él no la encajaba en el nombre de Jadiyetu, que le sonaba más serio. Igual le sucedía con mi tía Alia, a quien llamaba Laueilia, como apelativo de cariño y amistad. Era un ilustre caballero de su tiempo, dominaba mucha literatura de la época de Mohamed Uld Tolba, Chej Mohamed Elmami, Edjil Uld Sidi Baba, Ahmed Fal Arueiyi, Abdelahe Mohamed Salem, Mhamed Uld Hadar, Elkafya Uld Buseif, entre otras figuras de esa época dorada de la literatura hasania. Fue gran راوي و امغني rawi y emgani [3], y sabía cómo lucirse con excelencia en los debates cuando se trataba del verso, sus argumentos y sus contextos históricos en las tertulias literarias entre poetas, sabios y hombres de letras.
El año 1975, durante el abandono español al Sahara y la posterior invasión del territorio por Marruecos y Mauritania, Sid Mhamed ya formaba parte de aquellas incipientes células del Frente Polisario que trabajaban clandestinamente en el sur. Más tarde, con la entrada de Mauritania en la guerra contra los saharauis, se unió a las primeras unidades guerrilleras del Polisario en el llamado Frente Sur, en Auserd, desde donde se encaró militarmente con el ejército invasor de la entonces Mauritania de Uld Dadah. Y en la batalla de Inal y el asedio de La Güera (Cabo Blanco) en diciembre 1975 cayó herido y fue capturado por el ejército mauritano. Estuvo seis años en la cárcel de Nuara, al este de Mauritania, hasta que fue puesto en libertad en 1980 tras el acuerdo de paz pactado entre Mauritania y el Frente Polisario en agosto de 1979.
Me contó un compañero suyo de prisión que durante todo ese tiempo de cautiverio militar, Sid Mhamed con 62 años, junto a Bulahi Taleb Omar, eran el alma que animaba a sus compañeros de prisión, todos ellos una generación de jóvenes veinteañeros, armándoles de fuerza moral para resistir las condiciones de la cárcel y la lejanía de su familias durante todos aquellos años de presidio. Mandela decía que “un hombre educado no puede ser oprimido porque es capaz de pensar por sí mismo” y el liderazgo de Sid Mhamed entre sus coetáneos en la cárcel era por esa capacidad y formación social que tenía inculcada en su pensamiento para enfrentarse a la adversidad en las circunstancia de la vida.
Tras ese periodo de los años setenta y los convulsos acontecimientos que conoció el territorio, no volví a saber de Sid Mhamed hasta el otoño de 2009. Hacía un viaje de trabajo de investigación a los campamentos saharauis y me acompañaba Carmen Gómez, investigadora de la École des Hautes Études en Sciences Sociales, de París. Íbamos por la tarde caminando por el campamento 27 de febrero cuando de repente reconocí a Sid Mhamed sentado cerca de su jaima, en un espacio reservado donde solía hacer sus oraciones.  Le dije a mi compañera que pasáramos para saludar a aquel anciano que estaba absorto en sus rezos, mirando hacia el este. Estuvimos un rato esperando hasta que terminó de rezar, nos acercamos a él y nos sentamos a su lado.  Yo, como le conocía de niño y le tenía tanto aprecio, para saludarle le di un efusivo abrazo. Él sintió que se trataba de alguien que le conocía y que le guardaba mucho cariño. Pero era difícil reconocerme en aquel inesperado instante. Le dije:
Sid Mhamed, sé que para ti es difícil reconocerme ahora mismo, alto con pelo largo y con esta pinta inusual por este lugar y además hace mucho tiempo que te fuiste a la guerra y yo no era más que un niño.
Para situarle mejor, continué:
Mis padres son Jadiyetu Mint Omar y Mahmud Uld Awah.
Y de repente, su memoria le llevó a recordar mi madre con el nombre de cariño con el que él la llamaba. Reaccionó con sorpresa:
¡Eres el hijo de Jueydiyetu!
Me abrazó de nuevo y estuvimos un rato sentados, charlando. Su memoria le llevó a recordar con estos versos a aquellos autóctonos habitantes de Auserd con los que compartió todo una hermosa vida.

اوسرد زاهي ماه رد      و اروياتو لافاتو
لاماتو عنو ذو الﯕوم      و اعلياتو لاماتو
Auserd,  pleno esplendor
y júbilo,
no acabarán
sus leyendas
y no morirán
sus caballeros
ni morirán sus damas.
Cuando ya estábamos profundizando con más información en la charla me preguntó sobre mi madre. Intenté responderle mirando su dulce y risueño rostro pero un nudo en la garganta me impidió hablar. Se dio cuenta en seguida de lo que sucedía y derramó en silencio unas lágrimas por mi madre… Para aliviar un poco la triste noticia, le dije que todos somos mortales y algún día nos vamos para siempre. Carmen y yo charlamos un buen rato con él en su emsala [4], frente a su jaima, y luego nos despedimos con la intención de vernos pronto.
En aquel mismo viaje y otro posterior tuve la suerte de volver a ver a Sid Mhamed. En esos encuentros con él le pregunté en alguna ocasión sobre poetas o sabios que influyeron en su vida. Me respondió:
En mi niñez, al llegar a mi conciencia la poesía oral, me cautivó el verso de Chej Mohamed Elmami y Uld Tolba. Estos poetas eruditos cantaban un mundo que nosotros no veíamos y me dejaba llevar con su poesía predictiva.
Me citó también otros poetas como Ahmed Fal Uld Arueiyi o Ahmed Laali Uld Backar. También le pregunté si tenía memoria de la guerra de 1957 y 1958 en el territorio y me dijo:
 – Por aquel entonces yo tenía más de treinta años y estaba lejos de la zona donde se desarrolló la batalla de Leglat. Estuve en la parte oriental del Sahara, frontera con Mauritania, pero aquella guerra no era contra los saharauis, sino contra bandas de intrusos venidos del norte, de Marruecos, con la intención de enfrentarnos con la Mauritania francesa y con los españoles.
En la filosofía de nuestro acervo cultural decimos que cuando se nos va un referente de la talla de Sid Mhamed Uld Laab, es como si se nos hubiera quemado una biblioteca. En estos últimos tiempos el carácter oral de nuestra cultura nos ha puesto en constante alerta, al concienciarnos de su fragilidad. Esto nos exige responsabilidad y fidelidad en el registro de cara al futuro y a las nuevas generaciones. Sid Mhamed Uld Laab se nos ha ido como un referente que nunca ha agotado su caudal de memoria y sabiduría. Tengo la suerte de haber compartido con él muchas horas de charla sobre nuestra literatura y su historia del pasado. Estará en el cielo en paz con muchos de su generación con los que compartió convicción en la lucha de resistencia y mucha literatura. Eterno quedará entre los que seguimos en las sendas del Sahara del mañana.
Bahia Mahmud Awah
---------------------------
[1] Hombre conocido por sus dotes de oratoria; experto en la literatura y su historia.
[2]Ganado camellar que andaba suelto en trashumancia. Los amos le conducían,  llevándole a lugares de pasto y agua.
[3] Literato
[4] Recinto tradicional hecho de piedras en forma de arco, cubierto de arena blanca y fina, que se usa para rezar y para entablar charlas con los amigos, después de la oración.

sábado, febrero 28, 2015

La literatura saharaui acerca su causa a los africanos

Recibimos a mediados de febrero un mensaje en el perfil de facebook “Libros de Bahia Awah”, de una lectora africana, Paule Berthe Tsayem, en el que nos preguntaba el “significado del objeto del objeto de la portada de «El sueño de volver»”.
Le explicamos que se trata de una reproducción de un objeto de la artesanía tradicional saharaui, la tasufra, una mochila de viaje. Se trata de un objeto realizado con esmerado trabajo artesanal y fabricado de la piel de animales. Es un utensilio primordial en la vida de un beduino saharaui, que cuelga detrás de su montura sobre el lomo del camello y para la jaima, donde se guardan provisiones y objetos que usa el hombre para viajar.
La curiosidad nos llevó a preguntarle cómo había sabido del libro. El libro ha sido adquirido por la Universidad de Gabón, Dpto de Lengua Española como materia para los estudiantes. Es muy interesante que este libro y todos los de literatura saharaui en español tengan difusión entre los hispanohablantes africanos.
La respuesta de nuestra amiga africana Paule no se hizo esperar. Por su interés la reproducimos completa:
“Saludo muy cordial y muchísimas gracias por tomar un poquito de vuestro estimado tiempo para contestar a mis cuestiones. Soy estudiante de la escuela superior del Gabón y este libro forma parte de las obras que estudiamos este año en CAPES1, con la señora Véronique Okome Beka, en el cuadro de la literatura hispano africana. Este libro lo he leído dos veces, puedo deciros que es un verdadero tesoro, un testimonio vivo de una realidad africana que está muy cerca de nosotros pero que resulta muy lejos de los africanos ya que son asuntos desconocidos por la mayoría de los africanos. Una guerra muy cerca pero que nadie entiende los bombardeos, solo los hispanohablantes como nosotros nos enteramos de la situación porque es un programa escolar para nosotros, ningún informe de toda esta injusticia en la radio o la televisión. Mucho ánimo para esta guerra la venceremos todos. No se paren siempre denunciar y estamos seguro que el despierto de las consciencias acabara por salvar a los saharauis
Sobre la portada, me ha llamado la atención no conocía a este objeto y pensé que si lo ha puesto en la portada es porque debe tener un cierto simbolismo. Pienso que debe o puede simbolizar «el apego del autor a su tierra africana, a sus raíces saharauis a pesar de largo exilio». ¡No sé si será la lectura correcta!”.
Querida amiga, no podía ser mejor la lectura. Qué alegres nos sentimos los saharauis al saber que en nuestro propio continente nuestra causa es tan profunda entre nuestros hermanos africanos como entre nosotros mismos.

martes, febrero 24, 2015

Asturias. Oviedo acoge con gran afluencia de público el documental “Legna: habla el verso saharaui”, ganador del Fisahara 2014



“Vengo a ver mi tierra, vais a llenarme el corazón de alegría durante una hora y media”. Así esperaba con emoción la proyección del documental “Legna: Habla el verso saharaui”, Yauguiha, septuagenaria mujer saharaui, acompañada de Fatimetu Mint El Karsha y su hijo El Cori. Proyección de 'Legna, habla el verso saharaui' en Oviedo.
Una emoción que fue compartida por un público que fue fiel a su cita en el teatro Filarmónica de la capital ovetense, en el marco del Ciclo de Cine Saharaui organizado por la Asociación del Pueblo Saharaui de Asturias, con sede en la ciudad de Oviedo. Cada lunes a las 20h, el público de la ciudad sabe que la gran pantalla del teatro ofrece un tipo de cine diferente hecho con emoción, mimo, compromiso.
Esta película avanza poquito a poco, al ritmo del trote de una camella en la badia (desierto sahariano). Pasito a pasito, verso a verso (gaf), los poetas y poetisas nacionales saharauis van desplegando su vida en movimiento por el territorio, de Norte a sur, de Este a Oeste. Los primeros versos líricos, sus acampadas bajo el cielo azul de Zemur y Tiris, el agua de sus pozos, su Revolución, lucha, frustración, resistencia y nostalgia... Paso a paso, van dejando huella en la pantalla. Es una película densa, producida en cinco años de diálogo entre la mirada y lengua hasani saharaui y la española: Dos formas diferentes pero entrelazadas de ver y estar en el mundo.
Legna: Habla el verso saharaui, producida por Antropología en Acción ONG, en estrecha colaboración con el departamento de Antropología Social de la Universidad Autónoma de Madrid y el Ministerio de Cultura de la República Saharaui, pide mirar sin prisas, dejarse envolver poco a poco por la evocación a la tierra; cien años de historia recogidos gota a gota en los fragmentos poéticos de estos doce poetas y poetisas nacionales. Poesía, narración evocativa… Parecía demasiado para la trepidante cultura audiovisual del hijo de Fatimetu. Con sus doce años, sus ojos transitan de la pequeña pantalla del juego de su móvil, a la gran pantalla donde se cuenta con detalle la historia del pueblo saharaui al que pertenece. Para él, los nevados valles asturianos son un espacio en continuidad con las montañas de arena de su tierra: “Mira, mamá -comparte de pronto con emoción- allí fue donde la abuela me contó que conoció al abuelo…” Sin transición entre una y otra pantalla, El Cori tiene tiempo y agilidad suficiente para identificar, de reojo, con seguridad apabullante, un galb (corazón, montaña), en un valle lejano entre las acacias y el verdor de la hierba joven tras la lluvia recién caída.

‘Legna, habla el verso saharaui’ cierra la proyección de películas y documentales de temática saharaui dentro del Ciclo de Cine Saharaui organizado por la Asociación Asturiana de Solidaridad con el Pueblo Saharaui y la Delegación Saharaui en Asturias.



viernes, enero 16, 2015

La princesa de al lado


*Autor invitado: Ahmedu Gali
Érase una vez en una tierra no muy lejana, una hermosa princesa llamada Susi que aspiraba a ser reina algún día para repartir justicia e igualdad y combatir todo el mal que rodeaba a su pueblo. Pasaron días, meses y años y la princesa según se hacía mayor, más ansiaba que llegara el día en el que se vieran cumplidos sus deseos.
Un día el monarca de esa tierra decidió dejar el trono porque ya no podía más y dándose cuenta de que la hija predilecta de la familia ya estaba preparada para tomar las riendas del poder, le dejó paso a la princesa y la familia la proclamó reina. La familia no la abandonó, sino que siguió aconsejándola y apoyándola en todo lo que resultaba complicado para ella, contando siempre con el servicio del mago de la familia. Le decían:
– Todo lo que no entiendas llama al mago y él acudirá allí donde estés para darte la solución.
A la nueva anfitriona del palacio se le ocurrió un día ir a ver cómo vivía la gente por los barrios y ciudades de su tierra y a sus alrededores, sobre todo para ver la situación de los pobres que necesitaban de su ayuda en cumplimiento de su promesa. Iba acompañada siempre por curiosos y chismosos allá donde iba. Entonces le preguntó al mago:
 – ¿Por qué veo a la gente muy pequeña?
El mago le respondió:
– Es normal; mientras más arriba estés más pequeños te quedan los de abajo.
Paseando y dejando calles atrás, pueblos y caminos transitados y otros sin señales de vida llegaron hasta un camino muy oscuro sin saber a dónde le conduciría. Siguió y siguió sigilosamente su camino, con una mezcla encontrada de sensaciones de miedo y de curiosidad al mismo tiempo. De repente llegó a una aldea vecina. Allí encontró a un tirano dictador que sometía a unas gentes con armas de todo tipo. El escenario de lágrimas, sangre y olor a pólvora por todas partes que encontró la dejó perpleja; el miedo le invadió todo el cuerpo. Miró a todas partes, sólo observó humo y polvo. Con dificultad y voz ronca preguntó:
– Mago, mago y ahora dime qué hago.
–  Acudiré estés donde estés pero antes dime lo que ves –le respondió el mago.
– Veo sangre, lágrimas y gente gritando: “auxilio, auxilio, reina de al lado ayúdanos que de nuestras tierras nos han sacado y a nuestra gente han matado”.
El mago le susurró al oído:
 – Yo Susi, cierro los ojos y no me implico, verdugo estaré a tu lado para evitar tu enfado.
De vuelta al palacio, confusa y con pensamientos contradictorios, el mago irrumpió en su pensamiento
– Reina Susi amada, no te preocupes por nada, sé lo que estas pensando y por eso estoy al mando.
La reina le respondió
– Mi querido mago me han visto con el verdugo, ¿y a mi pueblo qué le digo?
– Diles que viste una amenaza inminente y quieres cuidar a tu gente y el pobre, diga lo que diga, que Dios le bendiga.
Este es el cuento de la Princesa de al lado pero el mismo no ha acabado.

domingo, enero 11, 2015

Presentación de ‘Ritos de Jaima’ en Sicilia

*Fuente: Bubisher, 5 de enero de 2015, por Giulia Maltese
La caravana del Bubisher sigue su viaje por Italia. Por primera vez, Limam Boisha instala su Jaima en Sicilia.
El día 4 de enero, en Trapani, en los locales del colectivo “Spazio Onirico”, durante hora y media, jóvenes y no tanto, amigos y caras desconocidas, estuvimos soñando con jorobas, pozos, acacias y melhfas. Estuvimos debatiendo sobre Ritos no tan distintos a los que nuestros antepasados isleños solían realizar.
Aziza Brahim y Mariem Hassan – junto con imágenes conmovedoras – acompañaron la lectura de versos y prosa. Respiramos todos la magia del desierto.
Terminado el acto, desmontamos la Jaima – ahora también en Sicilia saben lo que es – y nos entretuvimos un rato más, animados por la curiosidad y la (recién despertada) sensibilidad de  nuestro público.
El Bubisher – cargado de Ritos saharauis – se dirige ahora hacia la siguiente estación: Milán.

jueves, diciembre 25, 2014

Literatura para el Pueblo Saharaui. Presentación del libro de Ali Salem Iselmu ‘Un beduino en el Caribe’


El pasado fin de semana Um Draiga (Amigos del Pueblo Saharaui en Aragón) organizó las IV Jornadas de Formación sobre el Sahara Occidental, con el lema “Juventud, futuro y resistencia” que se dedicaron a las y los jóvenes saharauis, abordando su trabajo en la resistencia y cómo están preparando el futuro.
En el marco de las mismas tuvo lugar en la activa Librería La Pantera Rosa (C/ San Vicente de Paul, 28) la presentación del libro “Un beduino en el Caribe” de Ali Salem Iselmu, en la que participé en representación de la DPZ. Se trata de un libro de relatos cortos, de literatura saharaui en suma.
Por parte de los intervinientes, el vicepresidente de la asociación Jesús Maestro, el representante de la Delegación en el Estado Español del Frente Polisario, o los escritores y estudiosas como Conchi Moya se recalcó la importancia de la literatura saharaui para el mantenimiento de la identidad y como referencia de las nuevas generaciones para la lucha por la causa de la autodeterminación del pueblo saharaui.
Por lo que a mí respecta, recalqué el apoyo de la Diputación a la causa, al programa vacaciones en paz, a programas de cooperación y en concreto a la edición de esta publicación. Incidí también en lo difícil que a veces les ponemos las cosas las administraciones, que tratan a ONGs que sólo cuentan con el altruismo de sus voluntarios como si fueran corporaciones empresariales o asesorías fiscales.
El autor destacó su agradecimiento a la DPZ, que ya apoyó anteriormente otras publicaciones: la antología de poetas saharauis “Um Draiga. Poesía Saharaui Contemporánea” (2006), “La Música del Siroco” (2008) poemario del mismo autor Ali Salem Iselmu, de la llamada “Generación de la amistad” de la poesía saharaui contemporánea; o “La fuente de Saquia” (2009), relatos de ocho autores de esa generación de la Amistad Saharaui. En todos ellos se contó con el apoyo económico de la DPZ a través de su vicepresidente José Antonio Acero, predecesor en mi cargo de portavoz de CHA en la Diputación. Una buena ocasión para saludar a los buenos amigos de la asociación: Merche Saavedra (la Presidenta), Rafa Antorrena, su madre Aurora, Kike Gómez o el Delegado Saharaui en Aragón, Abdu Mohamed Fadel.
El sábado siguieron las jornadas en el local de Um Draiga (calle Fraga) con la Inauguración con la delegación en el Estado español del Frente Polisario.
-Mesa 1.- El muro de la vergüenza. Con la Red de Estudios sobre efectos de minas terrestres y muros en el Sahara Occidental (REMMSO) y la Plataforma “Gritos contra el muro”.
-Mesa 2.- Juventud saharaui: Futuro y resistencia. Con la Liga de Estudiantes y Jóvenes saharauis en el Estado español (LEJSEE) y Jóvenes Activistas saharauis defensores de derechos humanos en los Territorios ocupados.
Como actividad complementaria en la C/ Monasterio de Samos con c/ Privilegio de la Unión, se inició la pintada de un mural urbano que el domingo contó con la intervención artística de Mohamed Moulud Yeslem y artistas locales. También tuvo lugar un acto público por los derechos humanos en el Sahara Occidental y la presentación del mural.